Sí, un extranjero puede ser dueño de bienes muebles o inmuebles en Costa Rica.